Según el relevamiento que dio a conocer el observatorio “Mumala” (Mujeres de la Matria Latinoamericana), hay una víctima de violencia machista cada 32 hs. Desde el 1 de enero de este año al 31 de agosto hubo 178 mujeres asesinadas. Cabe destacar, que 29 casos se encuentran en investigación.

La mayoría de los femicidios se produjeron en el hogar de la víctima. El 40% fue cometido por su pareja y el 28% por la ex pareja. 146 niñes y adolescentes se quedaron sin su madre. Desde la sanción de la ley 26.485, promulgada en 2009, hasta la fecha no se ha destinado un presupuesto acorde para efectivizar las políticas públicas necesarias para la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Con respecto a los lugares físicos donde se cometieron los femicidios, el 45%  fue perpetrado en la vivienda de la víctima, el 20% en la vivienda compartida, el 13% en la vía pública y  el 5% en la vivienda del agresor. En cuanto a la edad de las víctimas, el 47% de las mujeres tenía entre 19 y 40 años y el 24% entre 41 y 60.

De los femicidas, el 21% se suicidó y el 5% lo intentó, el 9% tenía restricción de acercamiento, el 5% está prófugo, el 7 % asesinó a más de una víctima y el 7% pertenecía a alguna fuerza de seguridad. Del total de femicidios con arma de fuego el 15% fue con arma reglamentaria.

“Ante la grave situación que atravesamos no se obtuvieron respuestas por parte del gobierno de Mauricio Macri, como así tampoco de las instituciones encargadas de ejecutar políticas públicas para abordar esta problemática”, expresó Mumalá en sus redes sociales.

Estas estadísticas muestran la difícil situación que atraviesan las mujeres día a día, estando expuestas a abusos y maltratos en sus propios entornos íntimos.