El congelamiento del precio de las naftas duró apenas un mes. El Gobierno puso fin a la medida anunciada el 14 de agosto y autorizó un aumento del 4% en el precio de los combustibles en el mercado local, que entrará a regir a partir de este jueves medianoche.

”El Decreto de congelamiento de los combustibles del 2 de septiembre de 2019 habilita a la Secretaría de Gobierno de Energía (SGE) a dictar, en la medida en que las circunstancias lo ameriten, los actos que resulten necesarios para ir normalizando los precios del sector con el fin de proteger al consumidor y sostener el nivel de actividad y el empleo”, asegura el parte de prensa.

Luego añade que “dichas circunstancias se vieron notablemente afectadas a partir del incremento del precio del petróleo que derivó del ataque sufrido por las infraestructuras petroleras de Arabia Saudita” (ocurrido el último fin de semana).

Recuerda entonces que “El precio del Brent aumentó 14% en un día, lo que representó la tercera variación más importante tras las sufridas en 1986 (15,1%) y 2009 (16,8%)”.

Según el Gobierno, este hecho internacional imprevisto y la inmediata alza de precios inevitablemente impactan en la producción, la comercialización y el normal abastecimiento de los combustibles en nuestro país. Y, en consecuencia, para atenuar estos impactos, autoriza “una suba del 4% en los combustibles desde el jueves 19 de septiembre”.