Google admitió este jueves que “expertos del lenguaje” contratados por la firma escuchan aproximadamente el 0,2 % de las conversaciones que los usuarios mantienen con su asistente virtual.

La revelación llegó de la mano del responsable de producto de búsquedas de la compañía californiana David Monsees, quien publicó una entrada en el blog oficial de Google como respuesta a una información aparecida ayer en la televisión belga VRT NWS, que pudo acceder a alrededor de un millar de grabaciones de individuos anónimos.

El medio citado, publicó fueron grabadas 153 conversaciones sin la activación del asistente virtual (“Ok, Google”). En esas charlas pudieron detectar cuestiones privadas como vida amorosa, hechos familiares e incluso datos personales. Las grabaciones fueron facilitadas por uno de los expertos que Google había contratado en ese país.

Ante esto, Google argumentó que sólo acceden al 0,2% de dichas conversaciones y que las mismas “no están asociadas con las cuentas de los usuarios”. También insistieron en que esas charlas se oyen para mejorar la calidad del servicio. Según informaron, están investigando las filtraciones de audio en la televisión facilitadas por un empleado que “no respetó la política de seguridad de datos”.