Mediante conferencia de prensa brindada en la seccional de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Rosario, se dieron a conocer los datos arrojados por el observatorio laboral, el cual  registró 601 cesantías por procedimientos formales. Lo que hace suponer que la cifra total es mayor. En el mismo período cerraron 27 empresas, mientras que 5.400 obreros están bajo el régimen preventivo de crisis, con serio riesgo de perder el empleo.

Pablo Cerra, el asesor legal del gremio metalúrgico, expuso que los resultados de la última edición del informe del Observatorio Laboral de la UOM, incluyó datos del gremio y de las cámaras empresarias. El contexto es el de un sector que trabaja al 48,2 por ciento de su capacidad instalada, con caídas de producción que llegan en algunos rubros casi al 50 por ciento. En un año se perdieron 168 mil puestos de trabajo a nivel nacional, de los cuales se estima que el 30 por ciento son metalúrgicos. Medido en dólares, el salario de la actividad cayó 45,8 por ciento.

De la conferencia participaron, el Secretario General de la seccional, Antonio Donello y referentes de la Asociación Industrial Metalúrgica de la ciudad.