Se aprobó en junio por parte de  los representantes de los gobiernos, empresarios y sindicatos, el Convenio 190 sobre la Recomendación sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo, adhiriendo de esta manera a lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

A partir de esta adhesión, se hizo hincapié por parte de las mujeres gremialistas de Rosario, quienes se congregaron en el Sindicato de Empleados Municipales para aunar sus pedidos de adhesión al gobierno nacional para que este impulse la legislación acorde para la defensa de los trabajadores ante estas problemáticas.

La secretaria adjunta del sindicato municipal, Yamile Baclini, remarcó es una normativa que se necesita que forme parte dentro del  rango constitucional porque abordará a todos los trabajadores del país, sean del sector público o privado. Con una incorporación muy importante que tiene que ver con que hoy todavía no hay una regulación única y además tiene la característica específica de que la violencia y el acoso laboral atentan directamente contra los derechos humanos.