10 C
Rosario
jueves 30 mayo 2024

Todo lo que tenés que saber del Mundial de básquet FIBA China 2019

Desde el 31 de Agosto comienza el Mundial de baloncesto hasta el 15 de Septiembre. Será la Copa del Mundo con más selecciones (32 combinados nacionales) desde que se lleva celebrando y además que se va a disputar por primera vez en año impar. La novedad más importante de este torneo es que están en juego siete plazas para entrar directamente en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. No se verán en este campeonato a ciertos jugadores de talla mundial, unos porque sus selecciones no se han clasificado y otros por renuncia o lesiones. Aún así, hay más de tres selecciones a hacerse con las diferentes medallas y plazas olímpicas, por lo que se presupone un campeonato muy disputado.

Sistema de competición

Esta Copa del Mundo da siete plazas directas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y las 16 mejores siguientes clasificadas entrarán en los torneos preolímpicos. Los siete países que se clasifiquen no son los siete primeros del torneo, si no que irá por continentes: los dos mejores de Europa, los dos mejores de América, el mejor de África, Oceanía y Asia.

Las 32 selecciones clasificadas se dividen en ocho grupos de cuatro equipos cada uno jugando todos contra todos y se clasifican los dos primeros para la siguiente fase, en la que habrá otros cuatro grupos formados por otras cuatro selecciones en los que jugarán sólo contra otros equipos clasificados de otros grupos. Hay otra ronda para perdedores, que la disputarán los terceros y cuartos de grupo y se enfrentarán a los de la misma posición pero de grupos distintos; por supuesto se arrastran los resultados de la ronda anterior y los dos primeros de cada grupo se clasifican para cuartos de final.

Análisis de cada grupo y sus selecciones

Grupo A

Costa de Marfil: ni mucho menos se les espera en la siguiente fase, pero los marfileños a buen seguro van a disfrutar de todos los partidos que disputen. Su jugador referencia es Deon Thompson y otros como Vafessa Fofana o Landy Edi habría que tenerlos en cuenta.

Polonia: tienen un equipo veterano y pese a las ausencias de Lampe y Gortat, los polacos si están capacitados para pasar a la siguiente ronda. Su estrella es Mateusz Ponitka y habría que vigilar a otros como AJ Slaughter, Adam Waczynski o a la joven promesa Aleksander Balcerowski.

Venezuela: la Vinotinto se presenta en este torneo con su generación dorada y buscarán hacer un buen papel. La referencia de esta selección es el ala-pívot Néstor Colmenares, pero ojo a Gregory Vargas, Heissler Guillent o Anthony Pérez. La experiencia es la principal arma de los venezolanos y por supuesto que tienen opciones de clasificarse.

China: son los anfitriones y eso les concede una gran oportunidad de dar una sorpresa. Tienen una selección equilibrada combinando experiencia y juventud, por lo que el experimento les podría salir bien. Son peligrosos en el juego interior y ahí sus principales estrellas, Zhou Qi y Yi JianLian ambos con experiencia en la NBA y en el exterior cuidado con Abudurexiti Abudushalamu.

Grupo B

Rusia: los rusos viene limitados por las bajas de algunas estrellas y por la ausencia de talentos emergentes, pero sin son un bloque compacto y con jugadores experimentados en competir en Euroliga y Eurocup. Las bajas más significativas son las de Alexey Shved y Timofey Mozgov, pero si cuentan con hombres de la talla de Sergey Karasev, Andrey Vorontsevich, Nikita Kurbanov o Vitaly Fridzon. Tienen nivel para pasar a la fase siguiente.

Argentina: es la actual campeona de los Panamericanos y presenta un equipo de calidad formado por muchos jugadores de la ACB. La Generación Dorada albiceleste pasó a la historia y actualmente sólo queda un jugador en el equipo, pero esa nuevo combinado argentino puede dar guerra. La estrella es Luis Scola (único superviviente de la mejor generación de jugadores argentinos) y su calidad y veteranía va a ser clave para lo que haga esta selección en el torneo. Facundo Campazzo, Nicolás Laprovittola y Gabriel Deck son otros de los que deben tirar del carro y hay que tener en cuenta a otros como Luca Vildoza y Patricio Garino.

Corea del Sur: es la cenicienta del grupo y una de las selecciones más débiles del torneo, ya que son un país de poca tradición baloncestística. Nadie espera que pasen de grupo y quizás no ganen ningún partido, pero los surcoreanos intentarán dar al menos una buena imagen.

Nigeria: los africanos quizás pudiesen ser la sorpresa del torneo, ya que poseen jugadores interesantes y de calidad en sus filas. Tienen muchas papeletas para poder pasar esta primera fase del torneo. Al Farouq Aminu es su jugador estrella tal y como demuestran sus 9 años de carrera en la NBA, pero también tienen talentos que juegan en Europa como Michael Eric o Stan Okoye u otros que pasaron por el Viejo Continente como Ekpe Udoh siendo el MVP de la Final Four de la Euroliga en 2017.

Grupo C

España: va a ser la primera vez en 18 años que esta selección acuda a un torneo importante sin Juniors de Oro. En teoría deberían quedar primeros de grupo y de no hacerlo les supondría un paso atrás en el torneo. Por el momento el combinado dirigido por Scariolo no es favorito a medalla, pero los hermanos Hernangómez, Ricky Rubio, Sergio Llull, Rudy o Marc Gasol son capaces de llevar lejos a su equipo.

Túnez: la generación norteafricana disputará su segunda y última Copa del Mundo. Estuvieron ausentes en 2014 pero si jugaron en 2010. Son los actuales campeones del Afrobasket y Salah Mejri es su jugador estrella.

Irán: otra de las selecciones de este grupo capacitada para quedar segunda. Los iraníes lo van a dar todo y su estrella es Hamed Haddadi.

Puerto Rico: el combinado caribeño es el que más papeletas tiene para quedar segundo. Los portorriqueños tienen la baja de Juan José Barea, pero contarán con la calidad exterior de Gian Clavell y la experiencia y buen hacer en la pintura de Renaldo Balkman. Hay que observar muy de cerca al joven Isaiah Piñeiro, que lo hizo bien en universidades de USA y este año fue seleccionado en el Draft de la NBA por los Sacramento Kings.

Grupo D

Serbia: es una de las selecciones favoritas a lograr la medalla de oro. Por calidad y superioridad deben pasar primeras de grupo. Tienen la estatura media más alta de todo el campeonato con 2.05 metros y los jugadores interiores de la selección balcánica no bajan ninguno de los 2.09 metros. Para esta Copa del Mundo tienen la baja de Milos Teodosic, pero Djorjevic ha sabido suplirla bien con otros jugadores. La estrella del equipo es Nikola Jokic, pero Micic Bogdanovic, Milutinov o Marjanovic también aportan una excelente calidad. Fueron plata en el último Mundial, plata en los últimos JJOO y plata en el último Eurobasket.

Italia: la lógica dicen que deberían ser los segundos de grupo. Tienen buenos jugadores, pero está por ver si son capaces de conjuntarlos a todos y jugar en equipo. Tienen jugadores especialmente letales en los triples. Danilo Gallinari es la estrella y le secundan Marco Belinelli y Gigi Datome. Su baja más significativa es la de Nicolo Melli.

Filipinas: Andray Blatche es la estrella de esta selección, que no tiene posibilidades apenas de quedar segunda pero intentarán terceros. No tienen presión alguna, tienen jugadores con experiencia en este tipo de torneos y en su equipo se combina juventud y experiencia.

Angola: alguna vez han dado algún susto en Copas del Mundo. Será la última vez que esta generación dispute un Mundial y en África estuvieron muchos años dominando. Yannick Moreira es la estrella del combinado angoleño y tienen un jugador muy prometedor como es Gerson Gonçalves, que mide 1.93 y recientemente ha sido MVP del campeonato doméstico en Angola.

Grupo E

Estados Unidos: es la selección USA más débil de los últimos años. No tiene estrellas de la NBA, pero si jugadores de mucha calidad y por supuesto que los norteamericanos son la selección número uno para conquistar la medalla de oro. Kemba Walker es el líder de esta selección y en segundo lugar está Donovan Mitchell.

Turquía: en teoría deberían quedar segundos. Tienen un quinteto titular con calidad y jugadores experimentados, a la vez que fuertes en la pintura. Destacar también que los otomanos tienen jugadores con muy buenas rachas de tiro capaces de romper un partido en poco tiempo. Cedi Osman y Ersan Ilyasova son sus principales jugadores.

República Checa: primera participación de los checos en una Copa del Mundo. Tienen la baja de Jan Veseley, pero mucho ojo al timón de juego y anotador Tomas Satoransky y a los interiores Patrik Auda y Ondrej Balvin.

Japón: el país nipón parece que poco a poco va sacando jugadores con talento, aunque están todavía muy lejos de poder pasar de grupo y es más, lo más seguro es que queden en cuarta posición. Rui Hachimura es la estrella del equipo junto a Nick Fazekas.

Grupo F

Grecia: los helenos deberían ser primeros de su grupo. Se ha confirmado ya que la selección griega podrá contar con el base Kostas Sloukas. Junto a los serbios, son de los más altos del Mundial con una media de 2.04 metros de altura. Los helenos tienen jugadores especialistas en tirar desde la línea de 6.75. Giannis Antetokounmpo es la estrella de este equipo, aunque habrá que ver como se adapta al baloncesto FIBA. Los helenos tienen otros jugadores de calidad, como por ejemplo la dirección y puntos de Calathes y Kostas Papanikolau o Giorgios Printezis. Son una selección que no sería nada raro verla luchar por una medalla.

Nueva Zelanda: tienen la baja significativa de Steven Adams y de jugadores interiores solventes, por lo que no pasarán de grupo. Tai Webster y Corey Webster son sus mejores hombres.

Brasil: son una de las dos candidatas a lograr la segunda posición del grupo. Son una selección veterana y con buenos jugadores. Marcelinho Huertas, Leandrinho Barbosa, Augusto Lima, Bruno Caboclo o Anderson Varejao son de lo mejor de este equipo, que está entrenado por Aleksandar Petrovic; el técnico croata conoce bien el baloncesto europeo y eso será clave para enfrentarse a selecciones del Viejo Continente.

Montenegro: aspirantes a ocupar la segunda plaza. Son una selección con un fuerte juego interior, pero en el exterior dejan un poco que desear. El NBA Nikola Vucevic y Bojan Dubljevic (Valencia Basket) son dos de las referencias de este equipo. Su joven promesa es el jugador de UCAM Murcia Dino Radoncic.

Grupo G

Francia: es otra selección candidata al oro o al menos a una medalla. Se presentan en este torneo con cinco jugadores NBA. Los galos son muy físicos y buenos en defensa y además tienen una segunda unidad con jugadores muy eficientes. Tienen la baja de Thomas Heurtel por lesión Rudy Gobert es considerada la estrella de esta selección de los que juegan en la NBA, mientras que Nando de Colo lidera los jugadores de Europa.

Alemania: deberían pasar a la siguiente fase y podrían ser una de las sorpresas del torneo. Dennis Schroder es el líder de esta selección y está bien adaptado al baloncesto FIBA siendo un jugador difícil de parar. Por dentro van fuertes con Voigtman y Daniel Theis y en el exterior tienen a Andreas Obst y Niels Giffey.

República Dominicana: los caribeños llegan mermados a este torneo mundial con las importantes bajas de sus estrellas NBA como son Al Horford, Karl Anthony Towns (hubiesen formado una de las mejores parejas interiores del Mundial) y Ángel Delgado, pero tienen un bloque conjuntado ya que todos los seleccionados fueron los que clasificaron al equipo hasta el campeonato. Tienen un entrenador experimentado como Néstor Che García y la estrella es Víctor Lizz junto con la joven promesa Jean Montero (16 años de edad) y Sadiel Rojas, Eulis Báez o Dagoberto Peña. Los dominicanos deberán pelear con los germanos para pasar de fase.

Jordania: no tienen apenas opciones de dar una sorpresa, pero intentarán dar la mejor imagen posible. Su estrella es Dar Tucker (norteamericano nacionalizado jordano) y en la fase de clasificación fue el mejor del equipo con 21.8 puntos de media. Otro a tener en cuenta es Ahmad Al Dwairi aka Ahmet Duverioglu.

Grupo H

Australia: los oceánicos vienen con las bajas significativa de Ben Simmons y Dante Exum, pero aún así siguen teniendo un gran equipo y candidato a llevarse una medalla. La estrella es Patt Mills junto con otros NBA como Andrew Bogut, Matthew Dellavedova, Joe Ingles y Aaron Baynes. Se espera mucho de la joven promesa Jock Landale. Tienen hombres altos que darán seguridad en los rebotes.

Lituania: los bálticos están un poco por debajo de las grandes favoritas, pero no sería de extrañar verlos luchando por las medallas. Seria selección la lituana con los NBA Jonas Valanciunas y Domantas Sabonis y los que juegan en Europa como Mantas Kalnietis, Jankunas Ulanovas o Rokas Giedraitis.

Senegal: los africanos tienen una selección bastante alta pero sin jugadores referentes. Los NBA Tacko Fall (2.31 metros de altura) y Gorgui Dieng no acuden a la cita mundialista y no se espera que pasen de fase.

Canadá: la selección más lastrada por las bajas junto con USA. De llevar a todas sus estrellas o a gran parte de ellas, quizás los canadienses podrían luchar por las medallas e incluso ganar el torneo pero ahora tendrán que pelear por intentar pasar de grupo. Los NBA de esta selección que no acuden a la Copa del Mundo son: Andrew Wiggins,  RJ Barret, Tristan Thompson, Jamal Murray, Trey Lyles o Corey Joseph. 

Nick Nurse (campeón de la NBA esta pasada temporada con los Toronto Raptors) es su entrenador y su jugador referencia es el pívot de los Orlando Magic Khem Birch, que viene acompañado por los genios que juegan en Europa como son Kevin Pangos o Kyle Wiltjer.

Ausencias destacadas en este Mundial

He mencionado en el análisis de las selecciones los jugadores ausentes en este Mundial. Las guerras continuas entre FIBA, NBA y Euroliga han propiciado en gran parte muchas de esas ausencias, pero está también el sobrecargado calendario que tienen los jugadores en las temporadas y mucho de ellos apenas han tenido descanso y se han lesionado. Muchas de las ausencias tienen categoría para haber sido MVP del torneo, máximo anotador o reboteador. Para esta Copa del Mundo, todas las selecciones excepto la anfitriona China, se han clasificado por el sistema nuevo de las Ventanas de la FIBA y en esas ventanas ninguna selección pudo llevar a sus estrellas debido a que los equipos no iban a parar el calendario para cederlas. ¿Que sucedió?, pues que hay países que al no contar con sus principales jugadores en la fase de clasificación no han podido acceder a esta Copa del Mundo, como por ejemplo Letonia con los hermanos Bertans o Kristaps Porzingis, Finlandia con Markkanen, México con Gustavo Ayón o Camerún que hubiesen presentado uno de los mejores juegos interiores del torneo con los NBA Joel Embiid y Pascal Siakam.

Pero las mayores decepciones de este torneo son las ausencias de Eslovenia y Croacia. Los eslovenos son los actuales campeones de Europa al ganar el Eurobasket de 2017 y su estrella es Luka Doncic de los Dallas Mavericks de la NBA y además esta selección contaría con otros como Klemen Prepelic, Anthony Randolph, Jaka Blazic o Gasper Vidmar. Los croatas en un quinteto titular al menos cuatro de sus jugadores serían de la NBA como por ejemplo Bojan Bogdanovic, Mario Hezonja, Dario Saric y Dragan Bender, más otros genios que juegan en Europa como Ivan Buva, Krunoslav Simon, Luka Zoric o Darko Planinic.

Todos estos jugadores y selecciones nombradas a la postre tampoco disputarán los próximos Juegos Olímpicos de Tokio y por lo tanto se pierden consecutivamente dos citas internacionales de prestigio. En mi opinión, la FIBA se está equivocando con este nuevo sistema y se debería volver al antiguo en el que la clasificación para un Mundial o unos Juegos te la ganabas en los Eurobasket y en el resto de campeonatos continentales del año anterior.

Una selección que está presente en el torneo y que no lleva a sus principales estrellas es Estados Unidos. Este año jugadores como James, Harden, Lebron James, Russell Westbrook, Stephen Curry, Kevin Durant, Damian Lillard, Kyle Lowry, CJ Mcollum…. y muchos más no estarán presentas y eso hace que el combinado norteamericano parezca más batible que en otras ocasiones .Parece que los estadounidenses no están este año muy interesados en la Copa del Mundo, aunque a buen seguro que el año que viene a las Olimpiadas irán con todo. De todas formas, USA tiene capacidad para hacer 5 o 6 selecciones distintas y todas ellas optarían al oro.

⠀Leé también⠀

⠀Lo último⠀