32.2 C
Rosario
miércoles 28 febrero 2024
spot_img

Dos de cada tres locales comerciales están desocupados en Rosario

Luego de varias semanas trabajando en el relevamiento de distintas zonas comerciales, centros comerciales a cielo abierto y avenidas donde confluyen múltiples espacios de paseo y servicios desde la Unión de Inquilinos de Rosario junto a su referente Dorian Fernández, presentaron un informe elaborado entre diciembre 2019 a enero 2020 donde denota que el 60% de los nuevos emprendimientos cierran antes del primer año. Además remarcaron que año tras año se recrudece:

Locales que cierran y quedan desocupados por años, generando el opacamiento de los centros comerciales, la pérdida del atractivo hacia nuevos inversores y la pérdida del interés por el público consumidor.

Comerciantes que apuestan pero en su gran mayoría no logran perdurar en el tiempo.  A veces por el enfriamiento en el consumo, los costos y requerimientos impositivos, por la aparición de nuevos paradigmas comerciales y la adecuación de las ventas a través de redes sociales, hacen que sea muy difícil abrir las puertas todos los días y generar el tan necesario crecimiento. 

También están aquellos que hace tiempo vienen logrando perdurar y mantenerse pero cuando llega la finalización de su contrato las renovaciones se hacen difíciles de concretar.

Reajustes de más del 60% en los valores locatarios y endurecimiento en los requisitos hacen que los comerciantes busquen alternativas más chicas por la zona o incluso alejarse de su lugar disminuyendo costos pero también oportunidades.  Mientras que otros cansados por los periodos de crisis económicas cíclicas que sufre nuestro país bajen sus persianas para no volver a levantarlas.

Hay mucho por trabajar, de manera conjunta con los centros comerciales y sus referentes, con el estado municipal con el cual se articulan cuestiones técnicas en cuanto a las habilitaciones y también de fondo como el incentivo y la promoción de los espacios.

El estado provincial deberá desde su lugar,  generar espacios de diálogo y construcción con todos los actores  como también trabajar en una imperiosa y necesaria  moratoria amplia y con tasas realmente accesible para que los comerciantes puedan regularizar cuestiones impositivas y así poder destrabar trámites.

“Es trabajo de todos y nosotros como espacio que desde el año 2006 acompaña y forma inquilinos seguiremos junto a ellos desarrollando alternativas para que ningún comercio vuelva a cerrar y mucho menos se vea perjudicado por maniobras inmobiliarias” afirmaron.

“Debemos pensar que un comercio con sus puertas abiertas alimenta directa e indirectamente a muchas familias, es el motor económico indispensable para el desarrollo de nuestra ciudad y el termómetro de la economía global” concluyeron desde  la Unión de Inquilinos de Rosario.

⠀Leé también⠀

⠀Lo último⠀