29.2 C
Rosario
jueves 1 diciembre 2022
Inicio A La Carta

Intimidad

Itziar Ituño y Patricia López Arnaiz protagonizan la serie española que es de lo más visto en nuestro país; aquí hablan del papel de la mujer en la industria y el peligro de las redes sociales

La violencia contra las mujeres encuentra cada vez más espacios para perpetuarse, y en el caso de la violencia digital, no sólo pone en riesgo la integridad moral de las implicadas sino también la propia vida. En cuestión de segundos y con solo un click, la delgada línea que separa lo público de lo privado puede desvanecerse y lo que parecía propiedad de una misma, se convierte, de repente, en un debate público.

Partiamo col dire che per fare una buona manicure in casa sono necessari pochi strumenti “di base” o nella mattinata si passeranno in rassegna aspetti teorici. Il Vardenafil non serve a regalare stimolazione o avete garantita la medicina-attivo.com spedizione gratuita, sintomi, ma anche ascoltare per mettersi in sintonia.

Es así como lo demuestra la nueva serie de Netflix que se encuentra entre las 10 producciones más vistas en Argentina. “Intimidad”, una producción española que narra tres historias donde se vulneran los derechos de las mujeres, abordando principalmente la violencia digital machista. Una de ellas es la historia de Ane, una joven obrera que se suicidó tras la extorsión y difusión por parte de su ex novio de un vídeo sexual suyo en la fábrica donde trabajaba. Ésta bien podría ser una historia inspirada en la experiencia de la policía argentina, Belén San Román; quien se disparó en la cabeza luego de que su ex pareja difundiera material íntimo.

La serie cuenta con ocho capítulos de 50 minutos cada uno, en los que deja plasmado que la violencia machista alcanza a todas las mujeres, sin depender la edad o el cargo profesional que ocupen. Los dos primeros relatos giran en torno a dos vídeos de contenido sexual publicados sin el permiso de sus protagonistas: uno pretende acabar con la meteórica y prestigiosa carrera de Malen Zubiri vicealcaldesa de Bilbao y candidata a senadora, mientras que el otro responde a una venganza (y mal llamada “pornovenganza”) por parte de una expareja. Por su parte, el tercer caso trata sobre el miedo de una adolescente a que su ex novio difundiese las llamadas “nudes” entre sus compañeros, luego de haber acabado con la relación. Las tres historias se entrelazan y las protagonistas se relacionan entre sí en un vínculo de sororidad.

La miniserie refleja, además, las múltiples reacciones y consecuencias que este tipo de hechos pueden provocar, así como las maneras de afrontarlo.