8.8 C
Rosario
sábado 20 julio 2024
spot_img

Oficializaron el programa de acceso igualitario a la gestión menstrual sostenible

El programa MenstruAR entrega copas menstruales y toallitas reutilizables a municipios de todo el país para garantizar el acceso igualitario de las personas menstruantes a insumos de gestión menstrual

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad oficializó hoy, a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial, la creación del Programa Nacional MenstruAR, que promueve el acceso igualitario a la gestión menstrual sostenible.

Mediante la Resolución 393/2023, firmada por la ministra Ayelén Mazzina, se indica que el programa funcionará en el marco de la Dirección Nacional de Articulación de Políticas Integrales de Igualdad, dependiente de la Subsecretaría de Políticas de Igualdad.

También se crea la mesa intersectorial federal de articulación del Programa de acceso igualitario a la gestión menstrual sostenible, que estará integrada por las áreas de género y diversidad de los tres niveles de gobierno, organizaciones sociales, políticas, sindicales, productivas, empresariales, no gubernamentales, tanto del sector público como del privado.

El programa MenstruAR fue presentado a fines de mayo por la ministra Mazzina y, según se explicó, es “una política integral que acompaña y asesora a gobiernos locales para el fortalecimiento de los programas que llevan adelante sobre gestión menstrual”.

La medida surge a partir de entender que la gestión menstrual exige «una inversión económica que dificulta que miles de mujeres y LGTBI+ menstruantes puedan gestionar adecuadamente su ciclo menstrual», con consecuencias que impactan en los distintos ámbitos donde desarrollan su vida, entre ellos el escolar y laboral.

Los productos de gestión menstrual más utilizados, como los tampones y las toallitas descartables, pueden ser «hasta un 50% más costosos que el promedio de los valores de los productos de la canasta básica», se indicó en los fundamentos de la resolución.

En ese contexto, a través del programa, se entregan copas menstruales y toallitas reutilizables a municipios de todo el país para garantizar el acceso igualitario de las personas menstruantes a insumos de gestión menstrual.

Además, se promueve el cuidado ambiental a través de la utilización de estos productos sustentables, con el objetivo de reducir el uso de insumos descartables.

La medida advierte que la menstruación suele tener «una connotación negativa» generalmente asociada «a mitos patriarcales que la consideran sucia, contaminante, que interfiere con las actividades productivas, que genera inestabilidad emocional en las personas menstruantes y afecta su juicio».

En ese sentido, propone llevar adelante capacitaciones para agentes territoriales sobre educación sexual comunitaria donde brindamos herramientas e información para acompañar y asesorar a quienes accedan a estos productos.

La iniciativa surge tras las recomendaciones realizadas por un grupo de expertos y expertas en Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que instaron a los países partes a tomar medidas para «romper el tabú social» en torno a la salud menstrual y ejecutar líneas políticas específicas, según refiere el texto de la resolución

Así lo consideraron al advertir que el estigma y la vergüenza generados por los estereotipos en torno a la menstruación tienen «graves impactos» en todos los aspectos de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, como la salud, la vivienda, el agua, el saneamiento, la educación, el trabajo, la libertad de religión o de creencias, condiciones de trabajo saludables, y de participar en la vida cultural y pública sin discriminación.

⠀Leé también⠀

⠀Lo último⠀